Nuestra historia

Desde 1986 nos dedicamos a la fabricación de piezas de bisutería inspiradas en la antigua joyería europea. Creemos en la nobleza del metal puro, sin aderezos. Esto hace que todas nuestras piezas estén enteramente hechas en latón, osurecidas y envejecidas mediante nuestro propio proceso de patinado, el cual hemos perfeccionado a lo largo de varias décadas, con el objetivo de conseguir ese aspecto envejecido que nos caracteriza.

En Luis Valencia no existen la obsolesencia programada, el consumo rápido ni el usar y tirar. Continuamos cuidando las piezas que clientas compraron hace más de un cuarto de siglo y esperamos que sean heredadas con ilusión. Por eso soldamos en plata a setecientos grados, no aplicamos baños que puedan perderse con el tiempo y creemos en la satisfacción que da el usar algo con una historia propia, ligada a la de quién lo porta. No solo se trata de recuperar la estética del pasado, sino el mimo con que se hacían estas piezas que aún hoy admiramos.

Inspiración

Nada en Luis Valencia existe porque sí. Todos nuestros diseños, sin ser necesariamente copias, beben de siglos de iconografía, diseño e historia para crear piezas con sustancia y significado. Para ello nos inspiramos en las fuentes de la época: Principalmente las piezas que han llegado hasta nuestros días, y el arte en que se ven representadas.

Manufactura

Para la mayoría de nuestras piezas recurrimos a la venerable finura de la estampación. Muchas de nuestras piezas se realizan siguiendo troqueles originales de finales del S.XIX y principios del XX. Algunas son antiguas en si mismas. Esta es una manera de mantener una industria en peligro de extinción.

Delicadeza

El hacer todas nuestras piezas a mano nos permite cuidar cada una al máximo, desde la elección de las piedras al emparejado de las perlas, todos los procesos se realizan con atención y paciencia. Antes de llegar al cliente, todas las piezas han sido revisadas y pulidas por una mano experta con décadas de experiencia.

Primero

El metal

Segundo

El patinado

Tercero

El primer pulido

Cuarto

El color

Quinto

Limpieza final